Abrir Menú Movil
Abril 19, 2022 - EJERCICIO

El ejercicio y la temporada de calor

Mantente seguro cuando haces ejercicio los días calurosos: bebe una cantidad suficiente de líquidos, usa la vestimenta adecuada y controla el tiempo de la sesión de ejercicios.

Ya sea que estés corriendo, jugando un partido de baloncesto o haciendo una caminata intensa, cuídate cuando suba la temperatura. Si haces ejercicio al aire libre en un clima caluroso, ten en cuenta estas precauciones de sentido común para prevenir las enfermedades relacionadas con el calor.

¿Cómo el calor afecta tu cuerpo?

Hacer ejercicio en climas cálidos ejerce un estrés adicional sobre el cuerpo. Si no tienes cuidado al hacer ejercicio cuando hace calor, corres el riesgo de sufrir una enfermedad grave. Tanto el ejercicio en sí como la temperatura y la humedad del aire pueden aumentar la temperatura corporal central.

Para ayudar a enfriarse, el cuerpo envía más sangre para que circule por la piel. Esto deja menos sangre para los músculos, lo que a su vez aumenta la frecuencia cardíaca. Si la humedad también es alta, tu cuerpo enfrenta un estrés adicional porque el sudor no se evapora fácilmente de la piel. Esto eleva la temperatura corporal aún más.

Enfermedad relacionada con el calor

En condiciones normales, la piel, los vasos sanguíneos y el nivel de transpiración se ajustan al calor. Pero estos sistemas de enfriamiento natural pueden fallar si estás expuesto a altas temperaturas y humedad durante demasiado tiempo, si sudas mucho y si no bebes suficiente líquido.

El resultado puede ser una enfermedad relacionada con el calor. Las enfermedades relacionadas con el calor tienen distinta intensidad y empiezan de forma leve, pero empeoran si no se tratan. Entre ellas, se incluyen las siguientes:

Calambres por calor. Los calambres por calor, a veces llamados calambres musculares asociados con el ejercicio son contracciones musculares dolorosas que pueden ocurrir con el ejercicio. Los músculos afectados pueden sentirse firmes al tacto. Es posible que sientas dolor muscular o espasmos. La temperatura corporal puede ser normal.

Síncope por calor y colapso asociado con el ejercicio. El síncope por calor es una sensación de aturdimiento o desmayo causada por las altas temperaturas, que a menudo ocurre después de estar de pie durante un período prolongado o al ponerse de pie rápidamente después de estar sentado durante un período prolongado. El colapso asociado con el ejercicio es una sensación de aturdimiento o desmayo inmediatamente después del ejercicio, que puede ocurrir especialmente si dejas de correr de repente y te quedas parado después de una carrera rápida o prolongada.

Agotamiento por calor. Con el agotamiento por calor, la temperatura del cuerpo se eleva hasta 104 °F (40 °C), y puedes sentir náuseas, vómitos, debilidad, dolor de cabeza, desmayos, sudoración y la piel fría y húmeda. Si no se trata, el agotamiento por calor puede provocar un golpe de calor.

Golpe de calor. El golpe de calor es una emergencia potencialmente mortal que se produce cuando la temperatura del cuerpo es superior a 104 °F (40 °C). La piel puede estar seca por la falta de sudor o puede estar húmeda.

Puedes tener confusión, irritabilidad, dolor de cabeza, problemas con el ritmo cardíaco, mareos, desmayos, náuseas, vómitos, problemas visuales y cansancio extremo. Necesitas atención médica inmediata para evitar daño cerebral, insuficiencia orgánica e incluso la muerte.

Presta atención a las señales de advertencia

Al hacer ejercicio en los días de calor, presta atención a los signos y síntomas de las enfermedades relacionadas con el calor. Si ignoras estos síntomas, tu estado puede empeorar y provocar una urgencia médica. Estos son algunos de los signos y síntomas:

  • Calambres musculares
  • Náuseas o vómitos
  • Debilidad
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Hiperhidrosis
  • Mareos o aturdimiento
  • Desorientación
  • Irritabilidad
  • Presión arterial baja
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Problemas de visión

Si presentas alguno de estos síntomas, debes bajar la temperatura corporal e hidratarte de inmediato. Deja de hacer ejercicio inmediatamente y sal del calor. Si es posible, pídele a alguien que se quede contigo para que te ayude a controlar tu estado.

Medir la temperatura corporal central con un termómetro rectal es esencial para determinar con precisión el grado de daño por el calor. Un termómetro oral, de oído o para la frente no proporciona una lectura precisa de la temperatura para este propósito. En el caso de un golpe de calor, debido a la confusión y los cambios en el estado mental, no podrás cuidar de ti mismo y necesitarás atención médica de emergencia. La forma más eficaz de enfriamiento rápido es sumergir el cuerpo en una tina de agua fría o helada.


REGRESAR AL BLOG
  • 2_sportcity
  • 6_Marti
  • 1_CityCafe
  • 5_Sport_City_Kids
  • 4_Shift
  • 3_Dondecorrer
  • 7_Powerade
  • 8_Ciel
  • 9_Folivital
  • 10_Gum_Sunstar