Abrir Menú Movil
Septiembre 3, 2021 - CORRER

¿Cuándo cambiar mis tenis para correr?

Uno de los bienes más preciados por los runners es su par de tenis. Querido y cuidado como si se tratara de una verdadera joya (aunque en realidad sí lo es), ese par de tenis que tan celosamente guardas en las mejores condiciones, libre de polvo y humedad en un lugar privilegiado de tu zapatera, ¡ya no puede más! y aunque te niegues a la idea, ya es hora de cambiarlo por un par nuevo.

En unos cuantos meses les has cogido un cariño que te hace olvidar que no son tus primeros tenis, y que mucho menos es la primera vez que tendrás un par nuevo... ¡y que bien se siente estrenar tenis! ¿O no?

Cómo saber si ya es momento de cambiarlos

Por supuesto que de manera práctica y por mero grito de la moda, puedes comprarte el par de tenis que quieras en el momento que prefieras. Pero si hablamos de un par de tenis para correr, la cosa cambia. Hay un momento en que el propio calzado te gritará que ya es momento de darlo de baja, incluso por tu propio bien.

Sí, tal y como lo lees. Si eres un corredor que acostumbra correr varios kilómetros a la semana, llegará un momento en que comiences a notar ciertas molestias en pies, piernas, articulaciones e incluso la cadera: dolores, torceduras y hasta tirones o desgarros pueden ser provocados por no estar usando el calzado adecuado, sometiendo a tus extremidades a un castigo innecesario.

Es sencillo y hasta lógico. Unos tenis con exceso de uso se ensanchan más de la cuenta, lo que de inicio te puede provocar rozaduras o formación de ampollas. Pero aunque dolorosas, éstas serán el menor de los problemas.

El uso constante por largos periodos de tiempo y el kilometraje acumulado, terminarán por deformar de manera natural algunas partes que son fundamentales para el cuidado de tus pies, tales como la puntera y el contrafuerte, esa pieza clave que sostiene el talón permitiendo mantener una postura adecuada con un agarre firme. Si cualquiera de estas piezas pierden fuerza y sujeción, el pie quedará a merced de movimientos bruscos y poses muy poco recomendables.

Por otro lado tenemos la entresuela, que puede rajarse al interior del pie sin que sea notorio por la parte externa, es decir, puede desgarrarse en la zona del talón, arco o metatarso y provocar la pérdida de amortiguación al aterrizar la zancada, impactando directamente en tobillos y demás articulaciones, llegando incluso a lastimar la cadera en casos extremos.

No esperes a sufrir estas consecuencias y mejor decídete a cambiar tus tenis ya, por mucho que los estimes.

Algunas señas a tomar en cuenta

Fisioterapeutas y entrenadores deportivos coinciden en que un par de tenis hechos especialmente para el running tienen una vida promedio de entre 700 a 900 km. Si tus tenis no son del todo profesionales, quizás lo mejor sea calcular un total de 500 km, pero si lo tuyo es el trail y cuentas con calzado especial para esta disciplina, pueden alcanzar una vida de hasta 1,300 km porque su diseño y materiales son especiales para terrenos agrestes.

La distancia la puedes calcular muy fácilmente si usas monitores digitales o alguna pulsera electrónica para registrar tus avances, y si no, basta con calcular cuántos kilómetros acostumbras sumar a la semana ¿35?, ¿40?, ¿más? Tú mejor que nadie lo sabe, así que no te será difícil calcular la vida de tus tenis si tienes presente cuándo comenzaste a usarlos.

Otros signos son más evidentes en el propio calzado; por ejemplo:

  • Que el exterior de la suela está desgastado comenzando a hacer notoria la entresuela, que por lo regular es de un color distinto a la suela externa.
  • Que el contrafuerte está vencido hacia adentro o afuera, como si lo hubieras pisado a propósito, o que se mueve muy fácilmente, como si se hubiera desprendido (o quizás ya lo está).
  • Que la puntera se desgarró o despegó de la goma de la suela.
  • Qué puedes doblar muy fácilmente el tenis, llevando la punta casi a tocar el entrefuerte, esto es señal de que la entresuela está por completo desgarrada.

Cómo ves, es fácil saber cuándo tus tenis gritan por una jubilación, y después de haberte dado un buen servicio por meses, ahora merecen una retirada con todos los honores... y si no quieres tirarlos todavía porque les guardas cariño especial o porque con ellos ganaste algunas competencias, úsalos un domingo de relax con jeans, pero nunca más para correr en forma.


REGRESAR AL BLOG
  • 2_sportcity
  • 6_Marti
  • 1_CityCafe
  • 5_Kid-City
  • 4_Shift
  • 3_Amazfit
  • 7_Best Vision